Cocada, chicha y golfeados, son tres palabras que suenan a delicia para la mayoría de los venezolanos, porque forman parte de su memoria gustativa. Aunque son tres clásicos de la mesa -y calles- de Venezuela, en 2019 cobraron protagonismo gracias a nuevas propuestas que han proliferado tanto en Caracas como en otras ciudades del país.

Más cocadas que nunca

La cocada en Venezuela siempre ha sido una bebida para consumir en la playa o en ciertos kioscos o fruterías de corte tradicional, pero ahora es posible encontrarla en locales modernos, en franquicias de centros comerciales y en los populares food trucks, donde la venden en su versión tradicional pero también con toppings que van más allá de la clásica canela o el toque justo de leche condensada.

La chicha gourmet

La chicha criolla es una bebida de la que nos enamoramos en la infancia y no la abandonamos jamás. Ha sido la acompañante por excelencia de la merienda o la salida de estudiantes de colegio y de universidad. Es la bebida que se toma en la calle, en el carrito de confianza, que para cada uno de nosotros es el que prepara la mejor chicha del mundo. Igual que la cocada, este año la chicha también estuvo en nuevos escenarios y con otras presentaciones: food trucks, franquicias y hasta restaurantes la ofrecen con algunas variantes como nostálgica opción. Y cada vez son más los que se animan a prepararla en casa, por eso en Dulcear este año compartimos la receta.

Los golfeados

Los panes dulces cuyo aroma y sabor cualquier venezolano reconoce con los ojos cerrados. Calentitos y acompañados con un buen queso, son la merienda dulcera que muchos disfrutan y otros tantos añoran. Se dice que los golfeados nacieron en Caracas, específicamente en Petare, tal vez por eso es que son tan queridos y lejos de ser olvidados ante tantas opciones, siguen estando en la lista de los favoritos de muchos caraqueños, y en Dulcear hicimos una lista de los lugares donde hay que probarlos y compartimos la receta de Venezuelan Bakery.

Golfeados: receta de Venezuelan Bakery

Deja un comentario