Chocolate plástico puede sonarnos a algo artificial, pero no es más que una masa cuyo ingrediente fundamental es nuestro querido chocolate. Muchos reposteros lo usan para forrar elaboraciones como tortas y ponquecitos, y para decorar superficies de diversos postres con diferentes formas como flores, animales y siluetas.

La masa del chocolate para modelar -o chocolate plástico- es flexible como la plastilina, por eso se considera un excelente sustituto del fondant o las cremas para cubrir y decorar.

Además es utilizado para la elaboración de figuras de distintos tamaños por dos razones: se puede moldear y esculpir y conserva el delicioso sabor del chocolate, algo que agradecen quienes consideran el fondant como una opción empalagosa.

¿Cómo elaborar un buen chocolate plástico?

Se puede utilizar cualquier tipo de chocolate para la elaboración de este chocolate para moldear: ya sea con una tableta oscura, con leche o blanca, obtendrás el delicioso sabor de la barra.

Hay diversas recetas para elaborar chocolate plástico, nosotros te ofrecemos esta que es bastante sencilla de recordar y cuyas cantidades puedes cambiar según lo que necesites, manteniendo la proporción:

  • 200 gramos de chocolate fundido (puede ser negro, con leche o blanco)
  • 100 gramos de glucosa.

Una vez que tengas el chocolate derretido (puedes hacerlo en el microondas o baño de maría, con mucho cuidado de no quemarlo), vierte la glucosa y mezcla poco a poco hasta obtener una mezcla homogénea. Luego forma una bola o extiéndelo en una bandeja con un mat de silicón, pero cubriendo también el chocolate plástico. Deja enfriar por completo y que repose de 4 a 6 horas.

Aquí te dejamos otras recomendaciones:

  1. Evita las zonas con altas temperaturas y prepara el chocolate plástico en un lugar fresco. Así no se derretirá la mezcla y obtendrás una textura ideal.
  2. Parecido a la arcilla, el chocolate plástico seca rápido, lo cual permite desde creaciones sencillas hasta esculturas detalladas.
  3. Casi no necesita ser amasado, sino aplanado.
  4. Trabaja con guantes para mantener una elaboración pulcra.
  5. De manera opcional, puedes mezclar en partes iguales fondant y chocolate plástico para preparar el forro de tortas.
  6. Para mantener secas las palmas de tus manos, puedes espolvorear un poco de maicena o azúcar glas.
  7. Acerca de la sensibilidad del chocolate plástico, la temperatura de las manos también afecta la textura.

Modelar y decorar: el toque final en la pastelería

El chocolate para modelar empezó a usarse en pastelerías de lujo como una variante más resistente a otras coberturas y decoraciones. Si te preguntas cuándo usar las distintas opciones para modelar y decorar, quizá esta comparación pueda:

  1. Fondant: Generalmente se utiliza en la pastelería como cobertura de postres. Mientras recubras la masa sin permitir mucha oxigenación, esta se mantendrá suave y maleable. Aquí aprenderás a elaborar un fondant casero.
  2. Pastillaje: En ciertas regiones el fondant y el pastillaje son confundidos, debido a que primero se utilizó el pastillaje para las decoraciones. La diferencia radica, principalmente, en la textura pues el pastilla jellega a ser tan duro que a veces no pasar de ser decoración. Generalmente es usado para elaborar figuras superficiales para postres. 
  3. Chocolate plástico: Además de lo que hemos contado en esta nota, el chocolate para modelar no reacciona al contacto con la humedad del aire como lo hacen el fondant y el pastillaje. Lo que realmente vuelve a esta masa un desafío son las altas temperaturas.

Nos interesa tu opinión acerca de opción de decoración y sus posibilidades de uso, ¡así que esperamos tu historia!

Deja un comentario