La Torta Mattonella está entre los recuerdos de nuestra columnista Cynthia Rodríguez, que siempre la vio preparar en su casa con galletas María. Aunque la original se hace con galletas cuadradas, en Dulcear pensamos que no te debes perder esta deliciosa versión.

 

Esto es lo que nos cuenta Cynthia Rodríguez:

Entre los recuerdos que me evocan las galletas María, está esta torta que recién vengo a descubrir cómo se llama. Aparentemente, la receta original italiana lleva galletas cuadradas, pero mi tía Ofelia nos la preparaba con Marías y es uno de esos sabores que se quedó para siempre en mí. Esta receta la encontré en italiano, en un blog que se llama Ho voglia di dolce y desempolvando lo que sé de esa lengua, me animo también a prepararla para rendir honores a mis ancestros, la poesía de Dante y las inmortales e internacionalísimas galletas María.


Ingredientes

  • 1 litro de leche
  • 200 gramos de azúcar
  • 8 yemas de huevo
  • 80 gramos de maicena
  • Vainilla o cáscara de limón
  • 100 gramos de chocolate oscuro, rallado
  • 1 paquete de galletas María
  • Cacao amargo
  • Café o licor (mi tía usaba el inconfundible Marsala)

 

 

Instrucciones

En un bol, batimos las yemas de huevo con el azúcar hasta obtener una crema clara (se puede hacer a mano, con un batidor de globo, o con la batidora eléctrica). Añadimos la maicena, cernida, y seguimos mezclando hasta obtener una mezcla homogénea.

En una olla, calentamos la leche con la vainilla o la cáscara de limón, hasta que llegue a punto de ebullición. Retiramos del fuego sin dejar que hierva del todo (que no levante o se derrame).

Añadimos la mitad de la leche caliente en la mezcla de huevos y maicena, con la ayuda de un cucharón. Mezclamos enérgicamente, evitando que se formen grumos. Añadimos luego el resto de la leche, mezclando muy bien.

Pasamos todo a la olla y llevamos de nuevo al fuego, sin dejar de mezclar con una paleta. La mezcla ganará textura de crema y entonces sabremos que está lista. La retiramos del fuego.

Dividimos la crema en dos porciones iguales y añadimos el chocolate rallado en una de ellas. Mezclamos hasta que se derrita del todo y así obtenemos dos cremas pasteleras: de vainilla y de chocolate.

Dejamos atemperar las cremas, para luego cubrirlas con película de plástico transparente y llevar al refrigerador, hasta que estén bien frías.

Procedemos entonces a armar la torta, mojamos las galletas en el café o el licor y vamos formando capas de galletas húmedas y crema, alternando un piso de vainilla y otro de chocolate, hasta llegar al borde. Terminamos con una capa de crema y rematamos espolvoreando cacao amargo. Llevamos a refrigeración durante al menos 6 horas (idealmente, de un día para el otro).

 

 

Galleta María: Bendita entre todas

Tags : portada
Cynthia Rodríguez
En su columna Islas Flotantes, Cynthia Rodríguez, periodista y emprendedora venezolana radicada en Montreal (@cynergiefaitmaison), comparte en Dulcear experiencias y reflexiones en torno a los sabores -sobre todo, los dulces- y cómo estos nos llevan de viaje desde el primer mordisco.

Deja un comentario