Los sprinkles, chispitas o lluvia de colores (en muchos países también se les llama confeti) que usamos para decorar cupcakes, galletas y tortas pueden hacerse en casa con esta sencilla receta que hoy compartimos contigo en Dulcear.

Lo mejor de todo es que podrás hacerlos en los colores que desees y adaptarlos a los tonos que de tus decoraciones o en las formas que se te ocurran para conseguir los resultados más vistosos y originales.

Cómo hacer sprinkles, chispitas o lluvia de colores

Ingredientes:

  • 2 claras de huevo.
  • Aproximadamente 400 gr de azúcar pulverizada, cernida.
  • ¼ de cucharada de gelatina en polvo sin sabor, hidratada en 1 cda de agua.
  • 1 cdita de esencia de vainilla o el jugo de ½ limón.
  • Gotas de colorante.

¿Cómo se hacen los sprikles, chispitas o lluvia de colores?

Funde la gelatina hidratada en microondas o a baño maría (pocos segundos) y espera a que baje la temperatura, cuidando que no cuaje.

Bate las claras ligeramente (es importante no sobrebatir porque integraríamos demasiado aire en la preparación). Añade el azúcar pulverizada, lentamente, alternando con la gelatina y la esencia.

Lleva la mezcla a una manga y sobre una superficie limpia y seca, un mat de silicón o un papel encerado, y haz tiras largas, del grosor que prefieras. Recuerda que no tienen que ser perfectas, porque al final eso no se notará.

También puedes hacer gotas o cualquier otra forma que desees que tengan tus sprinkles.

Deja secar y corta (o rompe con cuidado) las tiras para hacer los sprinkles o lluvia de colores.

Puedes usarlos inmediatamente o guardarlos en un frasco, asegurándote de que estén en un lugar seco y fresco.

2 comentarios

    1. ¡Hola Meivi! Puedes usar esta misma receta de glaseado para decorar tus galletas, igual pronto ofreceremos otras recetas. ¡Que tengas un dulce día!

Deja un comentario