Un par de ventajas notables de esta nueva experiencia gastronómica, sería la incorporación de temperaturas y la capacidad de criticar la comida presentada. Esta última se debería, quizás, a la presentación individual, la cual permitiría degustar los sabores, texturas y temperaturas correspondientes al pedido. Sin embargo, esto no fue suficiente.

Puede que en casa, por falta de tiempo, pero sobre todo de técnica, no atendamos a la presentación como nos gustaría, pero si hay algo que apreciamos cuando nos sentamos en un restaurante, sin importar si es sencillo o de lujo, es el emplatado.

En la alta cocina se considera a esto un arte, ya que requiere tiempo, habilidad y delicadeza, lograr que el plato apetezca con solo mirarlo. Allí comienza la experiencia de quien está a punto de comer.

Pero como ya imaginamos, esto no siempre ha sido así en nuestra historia como comensales, fue en la Europa decimonónica que se promovió el servicio ‘plato a plato’.  Lo común en los restaurantes, de París, por ejemplo, era servir los pedidos a la vez en la mesa y que cada quien llenara su plato cuando quisiera, hasta que Grimod de la Reynière, escritor, abogado y considerado el primer crítico gastronómico oficial, propuso otro estilo de servicio: uno en el cual se sucederian los platos.

En esta nueva experiencia gastronómica era posible la incorporación de distintas temperaturas y poder criticar la comida presentada, ya que era más fácil degustar los sabores, y texturas correspondientes al pedido.

Pero como la evolución gastronómica no se detiene, en la década de 1960, surgió la Nouvelle cuisine (o cocina francesa moderna), que lo cambió todo y cuya premisa consistió en la estimulación de los cinco sentidos, empezando por la vista. La presentación se convirtió en algo esencial.

Se considera que el emplatado como lo conocemos hoy nace en a Pyramide in Vienne  (Lyon, Francia), el chef Fernand Point y su equipo deciden utilizar platos más espaciosos, obligándolos a componer una estética –visual– de la comida.

Si quieres saber sobre el emplatado de postres, no te puedes perder este artículo. Ni los utensilios que te pueden servir, que están en nuestra Tienda Dulcear.

Deja un comentario