¿Avocake? Sí, una torta de chocolate con aguacate. Quienes ya han preparado recetas veganas, como este pudín de chocolate no les resulta tan sorprendente, pues la mezcla de aguacate y cacao funciona con éxito en muchos postres. Pero seguramente muchos dulceros se sentirán intrigados con esta propuesta.

Alberto Lindner nos trae su avocake, otra de sus deliciosas ocurrencias frente a su nevera en una Venezuela en la que no siempre se consiguen los ingredientes de una torta clásica, aunque esta vez también influyó la sugerencia del nutricionista de sustituir ciertas grasas por el delicioso aguacate, que actualmente goza de fama mundial como alimento saludable.


Cuando uno se siente gordo, acude a un nutricionista. Ahí es cuando se indaga acerca del tipo de comida que uno usualmente ingiere, para poder calcular el número de calorías.

A mí me tocan 1.800 cal/día. No sé qué quiere decir. Cuando el médico indaga tu vida en un país como el nuestro, hay incertidumbre en las preguntas y en las respuestas; más aun cuando te dice qué es lo que se debe comer, y sabes que no se consigue casi nada de comida sana. Casi todo lo que se consigue es carbohidratos saturados o vegetales.

-¿Come mayonesa, aceites, chorizos, lácteos?
-La verdad es que no, nada de eso se consigue en el mercado, le dije- antes comía mucha mayonesa pero tengo un año que no la consigo.
–Hay que buscar la causa de la grasa corporal, siguió
-¿Y margarina?, preguntó.
-Ahh margarina sí, cuando hay.
-¿No ha probado comer aguacate es vez de margarina? Lo puede sazonar, un poco de sal y sirve para untar. Contiene el 15% de grasa en peso, comentó.
-Buena idea doctor, le dije. (Luego recordé que no le nombré las recetas que comparto por acá y que también pruebo, en especial los postres.)


Y así comencé a hacer cremas para untar en el pan, que consisten, como he leído, en un poco de zanahoria, aguacate y queso. Todo en la licuadora. Yo le agrego un poco de leche y tres cucharadas de maicena para espesar en el fuego. Esa es mi margarina ahora: el aguacate.

El aguacate es un poco costoso pero con suerte tenemos un familiar que tiene un terreno y siempre tienen una árbol de aguacate. Además, el aguacate es un fruta.


En esta semana me había comprometido a llevar una torta de chocolate. (O un sucedáneo; acá nadie se ofende ya, por no ser exactos en las recetas que se ofrecen; siempre y cuando se cumpla en el intento).

Abrí la nevera y vi tres huevos, harina de trigo, cacao en polvo y como les he contado antes, harina de arroz, sal y azúcar. Lo que no tenía era aceite: ¡NADA…!. Fue entonces que me acordé del contenido de grasa del aguacate y me pregunté si podría sustituir el aceite de frasco por el aporte de la grasa del aguacate,  y además en una torta de chocolate, todo un riesgo.


Acudí a mi amigo Google a ver si estaba inventado algo. Aparecieron varias recetas de chocolate y aguacate, que ni leí. Solo pensé: Ahh, al menos no hace daño la mezcla…  

De hecho recordé que el mole azteca tiene algo que ver con todo esto. El aguacate es de Mesoamérica y es un aporte de América a la comida universal. Entonces decidí probar.

El resultado no es una torta esponjosa sino que tiende a ser más compacta, pareciéndose un tanto a la torta de pan o en el intermedio entre una de pan y una esponjosa.  

Ninguno de los que probaron la torta ha percibido el sabor del aguacate, pero he conseguido el aporte de la grasa a la receta.

Como había que ponerle un nombre mezcle, “Avocado” + “cake”= Avocake. No es un invento; parece que en Europa hacen algo parecido, pero el cacao y el aguacate son de América. Lo de ponerlo en inglés es una cosa mia. (En español sería Aguatorta, que no me gusta).


Receta de Avocake: torta de chocolate con aguacate

Para lo que cabe en el frasco de la licuadora. Da para tres tortas pequeñas y 9 raciones·         

  • Como siempre: los tres huevos, 3/4 de taza de azúcar.
  • Luego añadí un aguacate mediano pelado y sin la semilla, 5 cucharadas de cacao en polvo, 1 cucharadita de polvo de hornear y 1 de bicarbonato, 1 cucharadita de vainilla, pizca de sal, tres cucharadas de harina de arroz y media taza de leche.        
  • Se licua bien y se coloca en un bol y se le agrega 2 tazas de harina de trigo, cernidas.
  • Se mezcla bien, hasta que esté espesa y la mezcla caiga como en pliegues.
  • Se hornea a 380º F por una hora.
  • Probar con un palito hasta que salga seco.    
  • A esta versión le agregué relleno, y pasó de nivel de aceptación.

Relleno de la Avocake

  • En un bol se colocan 100 gramos de queso crema, 3 cucharadas de cacao en polvo, 3 cucharadas de margarina, 1 cucharadita de vainilla, pizca de sal y 5 cucharadas de azúcar impalpable.
  • Se mezcla bien con cuchara de madera. Si hace falta mejorar la mezcla, se puede hacer añadiendo un poco de café, o un poco mas de margarina.
  • Cuando la torta está fría se abre y se rellena cada pieza como si fuera un sándwich y se cierra.
  • Luego se coloca como remate por fuera con un cubierto para untar.


Recomendación:

1. Es mejor no decir que es, a menos que quieras explicarlo muchas veces…2. Si están gordos no le pongan relleno
3. Si están gordos no guarden nada. Compártanla toda.

La cocina es sin dudas, un acto de amor. Uno cocina por horas y se devuelve en amor. ¿Será que el amor engorda?
 

Alberto

¿Ya viste todas las dulce cosas que encuentras en nuestra Tienda Dulcear?

Alberto Lindner
Alberto Lindner es arquitecto, consultor, profesor de pregrado en la Universidad Metropolitana. Promotor de bienestar y Coach Ontológico certificado. Además, escribe sobre lo que cocina y lo comparte.

Deja un comentario