Wafles para desayunar, para merendar, ¡para cuando quieras!

Muy comparados con las panquecas, porque muchas veces coinciden en el desayuno y también en los ingredientes, son diferentes en textura y en elaboración: los wafles son más crocantes y se requiere de una waflera (manual o eléctrica) para conseguir su característica forma.

Wafles, waffles, wafels, gofres…

Los wafles son también conocidos como «gofres», del francés gaufre. Y fueron traducidos al inglés y español como «wafles» o «waffles». La receta se trata de unas galletas crujientes por fuera y esponjosas en su interior. Se cocinan en una plancha con forma de panal, de ahí su forma mundialmente reconocida.

El origen de los wafles es disputado entre holandeses y belgas. Lo cierto es que en ambos países -con variaciones por región- se hacen wafles (o wafels) deliciosos, y como dulceros sentimos que eso es lo más importante.

Alrededor del mundo hay y algunos que destacan y se diferencian: por ejemplo, están los gofres de Lieja, una región de Bélgica en donde se adquieren listos y se acompañan con un topping de caramelo; los gofres de Lilies, provienen de una región francesa y se presentan con forma ovalada y tipo sandwich; los wafles de Virginia, cuya preparación es a partir de harina de arroz o de maíz; o el pastel de rejilla de Hong Kong, los cuales se dividen en cuatro porciones y son más grandes que los anteriores mencionados.

El waffle norteamericano (también conocido como new yorkino) : Se prepara con polvo de hornear, a diferencia del belga, en el que se utiliza levadura. Suele ser servido durante el desayuno, acompañado de mantequilla derretida y sirope. Son más delgados y densos que los gofres belgas y se popularizaron durante los siglos XVII y XVIII.

En Estados Unidos –y también en Venezuela– muchos los preparan o piden con toppings dulces como azúcar extra fina espolvoreada, sirope de caramelo, chocolate, crema batida, miel, entre otros. Actualmente existen variantes de los gofres que se presentan en conos con helados y los bubble wafles, que en vez de cuadrículas, muestran burbujas.

El wafle o wafel holandés (stroopwafels) consiste en dos galletas redondas adheridas con sirope de caramelo en el centro. Las puedes probar en nuestra tienda Dulcear, elaboradas por Sander, que también las baña en chocolate.

Wafles
Stroop Wafels, en Caracas los prepara nuestro aliado Sander Chocolatier y los puedes comprar en nuestra Tienda Dulcear
Fotografía:Efrén Hernández Arias www.efrenhernandezarias.com dulcear.com

Las encontrarás en paquetes de cuatro, seis u ocho pares, para degustarlas como un sandwich relleno de dulce de caramelo, chocolate o miel.

Se considera que su origen se remonta a la localidad Gouda, en 1784, cuando un panadero junto migajas y sobrantes y elaboró los que hoy son los más populares acompañantes de café, té o chocolate caliente en los Países Bajos. Un truco de esa región es servir la galleta crujiente sobre la taza caliente para que esta se ablande.

Deja un comentario