Desde que tiene memoria a Randall Sevilla le han fascinado la belleza,  aquello de estirpe delicioso y sobre todo el matrimonio entre la vista y el paladar. Con su abuela y su hermano Antonio hacía dulces y postres caseros casi todas las tardes. Preparaciones tan simples como galletas de mantequilla y leche condensada, como también dulce de lechosa, dulce de cabello de ángel, torta negra, y cualquiera que estuviera en el repertorio familiar.

Desde hace diez años se dedica a la pastelería profesionalmente.

“Siempre he sido muy autodidacta, leo todos los días, historia, gastronomía, revistas, estilo de vida, cultura general, es importante estar documentado. Alternaba el trabajo con cursos, el más trascendental lo hice con Nestlé, y con una heladera italiana”, comenta.

Además de crear ricos y bellísimos postres, estudió Hotelería y servicios de hospitalidad, hasta que finalmente en 2016 creó su marca “El Dulce. Casa de Pastelería”. “Llevábamos  tiempo como idea y en la informalidad. Nuestra primera boda fue en Mérida, y nos quedó genial, fue un sueño que alguien confiara en nuestro talento siendo unos desconocidos”, reconoce.

En la actualidad “El Dulce” es un catering especializado en ofrecer postres para celebrar y para compartir los momentos más agradables. También ofrecen asesoría gastronómica para emprendedores, pero su objetivo más sólido es la materialización de su primera tienda física en Caracas, el principal deseo es que tenga los productos más sofisticados de la ciudad. Un balance sobrio entre la pastelería francesa y la dulcería criolla.

¿Qué es lo que más disfrutas al preparar un postre o antojito dulce?

El resultado final, sin duda. Que lo disfruten al máximo, que lo recuerden.

¿Cuál es el dulce que amas hacer?

Amo hacer profiteroles, son muy versátiles y mágicos. La crema de su relleno puede ser salada o dulce, esto es genial. Me encantan con crema pastelera de mandarina, o con muselina y trempados en ganache de chocolate oscuro, hecho con crema de leche, mantequilla y sal, todo un must.

¿Qué es lo más importante que debe tener un postre para ti?

Un buen postre debe tener sal, debe tener picos de sabor, sin ser estridentes, balance, perspectiva y lo más importante amor, ese es el mejor ingrediente. Por supuesto la calidad no tiene competencia, es ideal trabajar con ingredientes de alta calidad, con una organolepcia de 20 puntos.

¿Cuál es la clave de un dulces perfecto?

El dulce perfecto es aquel que complace al paladar y la memoria preserva, suelo pensar que los pasteleros somos artistas cuya obra perdura en el recuerdo, los postres son muy efímeros. El postre no debe ser excesivo, la idea no es generar culpa sino placer, gusto, saciedad. Satisfacer nuestro sentidos y recrear el éxtasis culinario, por lo tanto la receta tiene que ser proporcionada, balanceada, estudiada al mínimo detalle.

¿Cómo te pueden contactar?

Pueden seguirme a mi Instagram @randallsevillaa y a @eldulceve pronto inauguro una jornada de charlas y tertulias en dos reconocidos espacios de Caracas donde hablaré de la experiencia en El Dulce, la pastelería como negocio, y algo de historia.

En un suspiro

¿A qué dulce sabe tu infancia?

A las galletas de Navidad de mi abuela, y sus dulces de lechosa y cabello de Ángel.

¿Cuál es tu dulce tradicional favorito?

Torta de queso criolla.

¿Qué postre anhelas probar?

El macaron Chuao de Pierre Hermé, y todos los de la carta de Alto Restaurante.

Para ser un buen pastelero hay que…

Trabajar inteligente y apasionadamente.

Este sería un mundo más dulce si…

Todos cocináramos un día para un desconocido, compartir es un valor que nutre el alma.

Qué cualidad esperas en un buen postre que también esperas en una persona

Dulzura, se consigue más con miel que con….

Cuando seas mayor quieres ser…

Como los hombres que admiro, un cocinero y un chocolatero. Carlos García y Willy Wonka, unos cracks en lo que hacen, claro uno es de verdad y el otro es ficticio.

Fotografías: Alberto Torres / El Dulce Casa de Pastelería

Vanessa Alves
Periodista venezolana.

Leave a Response

0

Tu carrito