Gente que sabePortada

Maru Aveledo: Sabor y arte en un solo bocado

Maru Aveledo

El gusto de Maru Aveledo por la pastelería no comenzó desde pequeña, como suele ocurrirle a muchos apasionados. Pero esta caraqueña, chef pastelera, panadera, fotógrafa de alimentos y blogger, cuenta que cuando se le despertó la curiosidad por la cocina, aprendió a hacer suspiros antes que arepas.

Admite en su blog www.gatogoloso.com, en el que comparte recetas desde 2008, que llegó a la gastronomía por necesidad: “era eso o pasarme el resto de la vida comiendo chatarra en la calle”.

Luego de estudiar para chef pastelero, hacer una maestría en panadería y terminar una titulación en técnicas y artes fotográficas, actualmente se dedica a impartir cursos de fotografía gastronómica, desarrolla recetas, escribe para publicaciones especializadas y trabaja de manera independiente como foodphotografer.  Así que queda bastante claro que la necesidad de comer bien se convirtió en algo más, para quien antes trabajaba como ingeniera.

 Su blog es un espacio divertido y cercano que, aunque ella asegura haber creado solo para que otros pudieran consultar recetas, terminó transformado en una pastelería y panadería virtual, en donde los visitantes dejan sus mensajes y disfrutan de todo lo que encuentran, casi como si se lo estuvieran comiendo. Ya son casi 10 años, tiempo muy hermoso y  goloso”, afirma Aveledo.

¿Siempre has trabajado por tu cuenta o probaste ser parte de una empresa?
Siempre he trabajado por mi cuenta. Aunque he realizado trabajos como consultorías, cursos, trabajos fotográficos, etc. para empresas relacionadas, siempre he querido hacerlo de forma independiente.

¿Qué es lo que más disfrutas al preparar un postre o antojito dulce?
Estar en la cocina se ha vuelto mi catarsis, es el lugar donde puedo ser creativa, experimentar cosas nuevas, en el que olvido todos los pesares y me reconcilio con la vida. Llevar un poco de felicidad a quienes me rodean es la mejor recompensa que pudiera desear. Disfruto plenamente el proceso creativo, desde pesar los ingredientes hasta compartir mis postres y panes con mis afectos. Lo único que no disfruto de todo esto es tener que lavar todo después de la jornada jajaja.

¿Cuál es el dulce que amas hacer?
Las tortas son, sin duda, los que más me gusta preparar. Y hacer panes dulces, que son mi debilidad. Me gusta preparar postres sencillos y reconfortantes, esos que sirven para acompañar el café de la tarde mientras conversas con un amigo cercano.

¿Qué es lo más importante que debe tener un postre para que logres la foto ideal?
Sin duda, la presentación. Cuando se prepara un postre para ser fotografiado hay que ser exigente, detallista y meticuloso. No basta con saber elaborar un postre, hay que ser perfeccionista si se desea obtener una buena foto. No todos los postres ricos son fotogénicos, es allí donde la creatividad y el trabajo riguroso deben ser puestos en práctica.

¿Existe algún ingrediente que jamás usarías o que has sustituido en la pastelería?
No lo creo. Me gusta experimentar y tomar riesgos. En cuanto a sustituir ingredientes, sobre todo en estos tiempos de escasez, más bien se ha vuelto una necesidad y un verdadero reto para los que trabajamos en esto, por eso siempre trato de ofrecer a mis seguidores alternativas a la hora de preparar postres y panes. Incorporar el uso de vegetales (como la batata o la auyama), de harinas alternativas (sin gluten) o sustitución de ingredientes, para reducir los costos de las recetas sin perder la calidad. No es cuestión de capricho, sino de supervivencia.

¿Cuál es la clave para las recetas de los dulces perfectos?
Además del uso de ingredientes de calidad, es necesario el equilibrio y el contraste. Para mí un buen postre no debe ser solo dulce, debe tener sabores y texturas que asombren al comensal. El contraste entre lo dulce y salado, entre lo untuoso y lo fresco, entre lo suave y lo crujiente, es lo que busco en un buen postre. Y cuando consigo todo eso en un solo bocado, puedo afirmar que está bastante cerca de ser perfecto.

¿Tienes algún dulce que te atormenta o un placer culposo en la cocina?
Mi tormento es hacer tortas decoradas, no tengo mucha paciencia con el uso de la boquilla ni con el fondant. ¿Mi placer culposo? sin duda, el chocolate venezolano.

¿Alguna vez le has dicho que no a un dulce o a una receta?
¡A muchos! A los postres con frutas en mal estado, galletas rancias, tartaletas elaboradas sin la técnica adecuada, caracolas más duras que un ladrillo…sobre todo en panaderías y “pastelerías” comerciales. Odio cuando eso me pasa.

 

Maru Aveledo

 

EN UN SUSPIRO

¿A qué dulce sabe tu infancia?
A buñuelos de yuca con mela’o de papelón.

¿Cuál es tu dulce tradicional favorito?
El quesillo, su sabor cremoso acompañado del caramelo amargo y tostado. Una delicia.

Qué postre anhelas probar…
Un verdadero cannoli siciliano…en Sicilia.

Para ser un buen pastelero, food blogger o panadero, hay que…
Tener pasión, ser curioso y no temer al fracaso, vaya que sí he tenido fracasos en la cocina jajaja.

¿Cuál es tu ingrediente favorito para dulces?
Almendras, nueces y semillas. Las adoro en todas sus formas, y por supuesto, el chocolate venezolano, cuanto más amargo mejor.

¿Si pudieras trabajar con cualquier ingrediente, sin importar el precio, ¿con cuál te gustaría intentar hacer un dulce?
Más que con un ingrediente, con una técnica: me gustaría hacer helado con nitrógeno líquido. Debe ser muy divertido.

¿Cuál es el ingrediente que menos te gusta?
Para hacer postres, la lechosa, me gusta en jugos, pero para postres se ha vuelto un reto que aún no logro superar.

Este sería un mundo más dulce si…
Si intentáramos ponernos más a menudo en el lugar del otro. La empatía es la clave.

¿Qué cualidad esperas en un buen postre que también esperas en una persona?
Que sea honesto, dulce y con sentido del humor.

Cuando seas mayor quieres ser…
Autora de libros de cocina, de esos que nos encanta mirar, hojear y llenar de papelitos para marcar las páginas.

 

Redes sociales:

Instagram: @elgatogolosoblog y @maruaveledo

Blog: www.elgatogoloso.com

 

 

Fotografías: Cortesía Maru Aveledo

 

 

Deja un comentario