Aunque es común relacionar la creación de dulces con la alegría, no siempre esa es la razón por la que nos animamos a hornear. Eso lo sabe bien Chabeli Moure, de D’Moure Confitería, cuya pasión por la repostería surgió cuando vivió una etapa difícil, como las que todos enfrentamos alguna vez, y necesitaba algo que la motivara y la ayudara a sentirse mejor. Moure cuenta que cuando vio el trabajo de la famosa pastelera Peggy Porschen, supo enseguida a qué deseaba dedicarse.

Empezó haciendo cupcakes, luego se atrevió a elaborar las galletas, después las tortas y las mini donas. Esta repostera considera que lo más característico de su emprendimiento son las galletas, además de que le encanta decorarlas. Aunque las mini donas se han ganado un lugar entre sus favoritos.

D’moure Confitería es ya una empresa familiar: la mamá y las hermanas de esta emprendedora la apoyan en la elaboración de las preparaciones y también aportan ideas para el diseño de las tortas y galletas. Están a punto de cumplir nueve años ofreciendo postres coloridos y alusivos a las diversas festividades.

Como toda repostera creativa, reconoce que cuando los clientes le dicen lo que desean y le dan libertad para los trabajos, fluyen cosas extraordinarias y al público le encanta.

“Cuando empecé esto, no tenía expectativas, lo hice como un hobby y sin querer se convirtió en un negocio. Me ha llenado mucho el escuchar a una madre decir: mi hijo dice que estos son los mejores cupcakes que ha probado en su vida, los niños son súper sinceros y me llena mucho escuchar esas cosas. Creo que lo han recibido muy bien”, comenta su creadora.

Esta época de Navidad la marca se va a concentrar en galletas y donitas, porque son las que más solicitan. Así que la pueden contactar a través de su correo electrónico: info.dmoure@gmail.com y por mensaje directo a través de su Instagram: @dmoure_confiteria, además de disfrutar en imágenes de sus creaciones.

 

 

Fotografías: Cortesía D’Moure Confitería

Vanessa Alves
Periodista venezolana.

Deja un comentario