ConsejosPortada

Las crepes: la nobleza de las cosas sencillas

crepes

En su versión postre, por supuesto nuestra preferida, a las crepes se las rellena Nutella, mermelada, miel,  fresa o crema batida por mencionar solo algunas de las opciones. También se preparan rellenos de frutas como manzana, fresa, piña, peras o melocotones, que también resultan deliciosos.

Están hechas a base de harina de trigo, huevo, leche, sal y un toque de vainilla; su preparación es similar al de la conocida panqueca pero son mucho más delgaditas, tanto que permita enrollarlas, pues este es su toque característico.

Se cree que su origen es Bretaña, en Francia, durante la edad Media. Los campensinos hacían una masa con trigo, huevos y leche y la cocinaban sobre piedras sacadas del fuego, con ello conseguían unas tortillas en las que podían envolver y trasladar distintos ingredientes básicos.

Se dice también que eran las preferidas del Príncipe de Gales futuro Eduardo VII. Las conoció cuando estaba en el restaurante Café de París de Montecarlo, donde el reconocido chef Henri Charpentier  quiso sorprenderlo con un plato diferente: elaboró unas tortillas similares a las que le preparaba su madre cuando era pequeño, cubiertas con una salsa de fruta.

Relata la historia que por accidente el chef derramó licor sobre la salsa, que comenzó a flambearse,  aunque al momento se angustió, al probar luego el resultado le pareció un sabor digno de un príncipe y decidió arriesgarse. Lo llevó a la mesa y el Príncipe se mostró encantado. “¿Cómo se llaman?”, dicen que preguntó. “¡Crepes Princesse!, dijo el chef, a lo que el distinguido comensal respondió: ¿No se da usted cuenta de que hay una señorita en la mesa?”, la se trataba de una pequeñita de diez años de edad llamada Suzette, y se asegura que por petición del príncipe fueron bautizadas como “Crepes Suzette”.

Aquí en Dulcear te damos los pasos para que prepares en casa este plato que gusta tanto a nobles como a plebeyos.

Ingredientes para la masa

2 tazas Leche

2 cdas. Azúcar

1 pizca Sal

1/2 cda. Mantequilla

1 cdita. Vainilla

1 Huevo

300 gr. Harina de trigo

Pasos:

Lleva a la licuadora todos los ingredientes. La harina se va agregando poco a poco. La mezcla tiene que ser ligera, si te sirve de referencia, debe ser menos espesa que la de panquecas.

En una sartén agrega un poco de mantequilla para engrasar.

Con el fuego medio, agrega un poco de la mezcla y haz una especie de círculo delgado. Cubre la sartén con la masa, ya sea usando el cucharón con el que la agregas o moviendo la sartén.

Dora por ambos lados, retira de la sartén, rellena a tu gusto, dobla y adorna con lo que prefieras.

Para el relleno:

El relleno de los crepes puede variar según los gustos dulceros de cada quien. Puedes agregarles fresas, Nutella, durazno, leche condensada, todo lo que te dicte tu imaginación. A la hora de presentarlos si los decoras también con un poco de sirope por encima o alguna fruta se verán lindísimos.

Puedes cortar frutas como fresas, cambures, mangos, etc. En una sartén agrega mantequilla con las frutas, cuando la mantequilla esté completamente derretida agregar una cucharada de azúcar. Puedes agregar un poco de licor para flambear y dar sabor. Las crepes suzette llevan jugo de naranja y licor Grand Marnier o Cointreu

 

 

Deja un comentario