Ingredientes

Para las galletas

100 g de azúcar glas

200 g de mantequilla en pedacitos

370 g de harina todo uso

1 huevo

1 pellizco de sal

1 cucharadita de vainilla.

 

Para el glaseado

1 taza de azúcar glas cernida

3 cucharaditas de leche

2 cucharaditas de jarabe de maíz (puedes sustituirlo por miel, glucosa o jarabe de azúcar)

Colorantes vegetales

 

¿Cómo se hacen?

Mezcla con ayuda de la batidora la mantequilla con el azúcar glas. Incorpora la harina, el huevo, la sal y la vainilla.

Mezcla hasta que todos los ingredientes se incorporen formando una masa muy suave.

Retira la masa del vaso, forma una bola ligeramente aplastada y envuélvela en papel film.

Refrigera la masa durante una hora.

Precalienta el horno a 180ºC.

Con un rodillo estira la masa entre dos hojas de papel parafinado, hasta lograr un grosor de 5 milímetros aproximadamente.

Corta las galletas con el cortador de tu preferencia y colócalas en un mat de silicon o en una bandeja forrada con papel parafinado. Hornéalas entre 8 y10 minutos o hasta que empiecen a dorarse por la base.

Retíralas del horno y déjalas enfriar unos 10 minutos antes de ponerlas en una rejilla para dejarlas enfriar completamente.

Estas galletas son muy delicadas cuando están calientes así que debes tener mucho cuidado al despegarlas del mat o del papel. Te recomendamos hacerlo con una espátula para evitar romperlas.

Una vez que se enfríen completamente tus galletas, podrías decorarlas con chocolate fundido, pero en esta ocasión te traemos un glaseado con las que quedarán deliciosas y muy vistosas:

Mezcla el azúcar con la leche hasta disolver. Incorpora el jarabe de maíz y mezcla. Divide la mezcla y tiñe con los colores de tu preferencia.

Para decorar las galletas, utiliza mangas con boquillas muy finitas, pero si no las tienes, puedes utilizar bolsitas plásticas o las mangas desechables sin boquilla cortándole la puntita en un orificio pequeño.

 

Deja un comentario