El coco, por su delicioso sabor, versatilidad y numerosas propiedades, es muy usado en sus diferentes formas: agua, leche, pulpa, aceite.

En muchas culturas es protagonista en la mesa y cada vez más es uno de los elementos favoritos en la repostería de todo el mundo.

El coco es un fruto relativamente dulce y  permite muchos juegos de textura, por ello cada vez más reposteros lo incluyen en su lista de ingredientes estrella.

Posee una suave dulzura natural por eso al usarlo no se requiere añadir tanta azúcar, lo que para la salud también es un gran beneficio.

En cuanto a sus formas:

Agua de coco: Es un suero natural. Se puede utilizar en la repostería en cremas, merengadas y como parte del agua que necesita un postre de coco, de esta manera, el agua le aportaría un ingrediente del mismo fruto con un sabor más propio.  También se puede utilizar para preparar gelatinas.

La pulpa: Se usa generalmente rallada para ofrecer sabor y textura a las preparaciones, así como para decorar.  Con ella se laboran en Venezuela las famosas conservas o el rico postre de arroz con coco, solo por poner dos ejemplos.

Leche de coco: Proviene de la pulpa y se extrae cuando el fruto está seco. Es tal vez el ingrediente más nutritivamente importante que aporta el coco, pues su leche es rica en vitaminas y da un espesor natural al postre sin necesidad de colocarle algún espesante como maicena o harina. ¡Qué dato! Es ideal para agregarla en flanes y quesillos, dándole un maravilloso sabor.  También, tiene innumerables usos en la repostería criolla para postres como El Tequiche (combinado con harina de maíz) y El Majarete (agregándole también almidón o harina de maíz). Importante: Hay que tener cautela al utilizarlo en preparaciones para personas que no pueden consumir azúcar, como los diabéticos, porque esta leche tiene gran cantidad de azúcar.

Aceite: Se obtiene igualmente de la pulpa. Gracias a su composición y consistencia se puede sustituir por la mantequilla en sus mismas proporciones ¡Súper tip! Además, con este ingrediente se puede dar un toque extra de sabor a las recetas para no tener que agregarle aditivos ni esencias independientes. Por otra parte, hace que se desprenda un aroma especial en los dulces. Funciona también como un increíble aliado para cremas y coberturas para tortas y postres.

Cosas que es importante saber:

-Cuando el coco está pasado liberará ese olor rancio muy peculiar, por lo que no se recomienda utilizarlo en ninguna preparación.

-A los postres a los que se les va a adicionar la leche de coco, se les puede enriquecer con trocitos de coco o coco rallado para obtener una mejor textura. ¡Nada como sentir lo crocante en los postres con este fruto!

-Es importante, como siempre, el uso de productos de calidad y seguir fielmente la receta.

El coco, con sus muchas propiedades nutritivas, es un ingrediente increíble para adicionar a los postres. Es muy versátil y es uno de los sabores preferidos por todos.

Postres con coco que no deberías dejar de preparar:

Torta de Coco, del Libro “Mi Cocina” Armando Scannone

Besitos de coco

“Quesinillo” de coco (quesillo de coco con variaciones)

Galletas Anzac (Galletas de avena y coco)

Tartaleta de Coco de Tembaro Pastelería

Esponjado de sémola y coco mediterráneo, de Marysol Akil

 

Sabías que…  El coco tiene muchos beneficios, pues aporta nutrientes esenciales para el bienestar. Entre los minerales que aporta se encuentran el selenio y el zinc, que tienen propiedades antioxidantes. También, contiene vitamina C que es perfecta para la salud ósea. La vitamina B1, clave para el sistema nervioso y vitamina B3 eficaz para reducir los niveles de colesterol. Entonces, el hecho de  reunir todo esto en un rico postre ¡Es una maravilla!

Deja un comentario

0

Tu carrito