¿Te has preguntado cómo cuidar tus utensilios de repostería para prolongar su vida útil? Aquí te damos algunos consejos.

  • Como sabrás, el revestimiento de los moldes y las bandejas antiadherentes puede dañarse cuando usamos sobre ellos objetos de metal como batidores de alambre, espátulas de metal, cuchillos o tenedores, pero a veces lo olvidamos y terminan rayados o con raspones. Es ideal usar sobre ellos solo paletas de madera, o espátulas y batidores que tengan cubiertas de silicona o de plástico.
  • Si te preguntas por qué tus bandejas pierden su estado plano al poco tiempo de usarlas, probablemente es porque no las estás dejando enfriar por completo antes de lavarlas. Aunque tengas manía por el orden y quieras dejar todo impoluto, lo más pronto posible para salir rápido de la cocina, es muy importante que estas piezas estén a temperatura ambiente cuando las vayas a lavar, ya que el choque térmico brusco con el agua fría tiende a deformarlas.
  • Evita frotar tus bandejas y moldes antiadherentes con esponjas abrasivas o de alambre. Si tiene residuos muy pegados, prueba remojarlos por un rato en agua tibia jabonosa para minimizar el esfuerzo. En lo posible, evita también el uso recurrente de los productos “arrancagrasas”, pues algunos, además de remover los restos lípidos, pueden degradar el revestimiento. Si tus piezas tienen manchas quemadas, prueba hacer una pasta de agua y bicarbonato de sodio, déjala reposar por unos minutos y vuelve a frotar. Algunas manchas son inmortales pero otras cederán con esta técnica.
  • Por el contrario, cuando uses tablas, paletas y rodillos de madera (o cuchillos con mango de ese material), procura no ponerlos a remojar hasta el fin de los tiempos mientras completas la preparación. Es preferible que los dejes sucios y los laves al final. El remojo prolongado puede saturar la madera, hacer que se agriete y abrir espacios para las bacterias. Trata de remover primero con una espátula los residuos secos, lávalos normalmente con agua tibia jabonosa (de nuevo, evita las esponjas abrasivas), retira el exceso de agua con un paño y déjalos airear sobre una rejilla hasta que se terminen de secar. Guárdalos solo cuando estén bien secos. Antes de devolverlos a su lugar, algunos conocedores recomiendan frotar sobre los utensilios de madera una capa muy fina de aceite mineral y remover el exceso con un paño, para que la madera no se reseque.

 

En próximas entregas te daremos más consejos sobre cómo cuidar tus utensilios de repostería… Si notas que ya algunos de tus implementos necesitan reemplazo, échale un vistazo a los hermosos y prácticos batidores, espátulas, brochas, moldes, esteras y más que tenemos para ti en nuestra tienda Dulcear.

 

 

Deja un comentario