La torta de limón es uno de los postres favoritos por todos y una de las recetas que más buscadas en Dulcear, por eso queremos compartir algunas claves para que quede perfecta.

Lee bien la receta y ten a mano todos los ingredientes. La mise en place es muy importante, no quieres quedarte a medio camino de la elaboración y darte cuenta de que te falta un ingrediente o que, por ejemplo, no está a la temperatura adecuada.

Bate muy bien la mantequilla y el azúcar: Para que quede esponjosa bate bien la mantequilla y luego incorpora el azúcar, hasta que quede como una crema. Esa es la textura que debe tener.

Los huevos, uno a uno: Esto lo indica la receta y es importante seguirlo. Y si antes de agregarlos, no te olvidas de romper un poco las yemas con un tenedor, obtendrás una torta libre de olor a huevo.

El almíbar, en caliente: La clave máxima para esta delicia es no desmoldar ni dejar que se enfríe la torta antes de agregar el almíbar, para que lo absorba mejor y quede ligeramente húmeda, con el sabor del limón muy presente.

El limón, a tu gusto: Esta torta lleva el sabor del limón en el bizcocho, el almíbar, y si lo deseas, también el glaseado. La concentración de ese sabor depende de tu gusto, así que puedes ajustar la cantidad de ralladura de limón, para darle más o menos fuerza, según las preferencias de tu paladar.

 

 

Y si llegaste aquí y aún no has visto la receta, no te la pierdas. Esta torta de limón es tán fácil y rica que no te lo puedes creer.

Torta de limón

 

Deja un comentario