Capacillos… ¿qué tan ventajoso es optar por los de silicón? ¿o será más práctico usar los de papel? La mejor decisión será la que tomes de acuerdo a tus necesidades una vez que hayas horneado tus cupcakes o muffins, ya que ambos materiales -la silicona y el papel encerado- pueden ser sometidos a altas temperaturas, ayudan a mantener la forma de la masa y permiten desmoldar las elaboraciones con facilidad, que suelen ser las principales razones para usarlos.

Capacillos (o pirotines) de silicona: Son reutilizables. Lo importante es que los limpies bien al terminar de utilizarlos y los laves con un poco de detergente (el más suave posible). Su ventaja principal es que es muy fácil desmoldar las elaboraciones, así que si has preparado ponquecitos y prefieres servirlos desnudos (o vestirlos con wrappers), ¡no hay problema! Solo debes voltear el capacillo y voilá.

Capacillos (o pirotines) de papel encerado: Esta opción es ideal si quieres lavar menos una vez que hayas terminado en la cocina pues los capacillos de papel encerado no son reutilizables, están pensados para que de forma práctica, al salir del horno ya esté lista la decoración de postres y además sean más fáciles de manejar. Por ejemplo, son ideales si vas a trasladar los ponquecitos que has preparado o si se trata de una fiesta infantil, ya que pueden trasladarse y servirse sin mayores complicaciones.

Por estar fabricados en papel, no debes añadir demasiada mezcla antes de hornear, ya que los capacillos no soportan tanto volumen sin deformarse. También se dañan con la humedad, así que debes evitar guardarlos en un ambiente seco. También, por ser de papel, es importante que tomes en cuenta la humedad o grasa de las preparaciones una vez que estén listas, ya que inevitablemente se transferirán al papel.

En Dulcear te enseñamos una receta de capacillos de chocolate rellenos de merengue italiano, para que practiques con estos utensilios. Y en la tienda podrás adquirir una infinidad de opciones de capacillos de silicona y de papel, para moldear y decorar.

capacillos

Deja un comentario