¿Te imaginas cómo sería vivir en un universo donde todo está hecho de golosinas? Candytopia es una instalación artística e interactiva que busca que grandes y pequeños se recreen en un entorno totalmente inspirado en los caramelos, casi como si se tratara de la imaginaria fábrica de chocolates de Willy Wonka. Consiste en una serie de salas llenas de colores y estímulos con el azúcar como tema central: muchas de las piezas que decoran sus distintos ambientes están confeccionadas con golosinas (gomitas, chicles, bombones, algodón de azúcar, chupetas, palitos de regaliz, etc), pero no son aptas para el consumo de los visitantes. En compensación, estos pueden tomar muestras gratuitas de distintos caramelos en cada sala a lo largo del paseo, para poder dulcear durante su visita.

candytopia

 

Este proyecto, que se inició en EEUU el año pasado y ya inició su recorrido por distintas ciudades, fue creado por Jackie Sorkin (una reconocida confitera de ese país que se dio a conocer en un programa de televisión llamado The Candy Queen), John Goodman y Zac Hartog. Al ser una muestra itinerante, Candytopia va cambiando algunas de sus exhibiciones en cada locación.

La primera, que se instaló en Santa Mónica y fue visitada por famosos como Gwyneth Paltrow, Tori Spelling, James Corden y Drew Barrymore, inauguró consigo “La Galería de Caramelo”: un espacio lleno de reproducciones de conocidas obras de arte. Al lado de cada pieza, un cartelito indicaba de qué está hecha, cuáles y cuántas golosinas se usaron para elaborarla, así como la cantidad de calorías que reúne. Otros ambientes recrean el mundo submarino –con peces y otros animales hechos de dulce–, un espacio para “surfear” en una playa de fantasía y también una sala de confetti con unicornios, música y muchos colores.

Uno de los salones más visitados de Candytopia es el de la “piscina de marshmallows”, llena de piezas de foamy similares a esta chuchería para “sumergirse” y jugar. Si bien el visitante puede recorrer a sus anchas cada sala de la exposición por el tiempo que desee, este el único espacio en el que se puede estar durante tiempo limitado y en grupos reducidos. De hecho, los usuarios deben sacarse zapatos, carteras y otros artículos antes de entrar y tener cuidado de no perder en la piscina sus celulares.

Las dos ciudades que actualmente están acogiendo esta original muestra son San Francisco y Nueva York. En esta última, por ejemplo, sus creadores incluyeron varios guiños a iconos de La Gran Manzana, como un taxi amarillo, una Estatua de la Libertad o un retrato de la cantante Cardi B (nacida en el Bronx) hechos con dulces. Los visitantes también pueden tomarse fotos con un dragón elaborado con 125.000 caramelos y cuya elaboración tomó 542 horas de trabajo, o con la Noche Estrellada de Van Gogh –propiedad del MOMA–  confeccionada con 13.000 piecitas de dulce. Para cerrar la visita con broche de azúcar, la tienda de regalos del lugar ofrece un candy bar y una pared llena de todo tipo de golosinas para llevar a casa.

Candytopia de Nueva York cerrará sus puertas el 15 de noviembre y la de San Francisco el 30 de noviembre de 2018. Si vas a pasear en los próximos meses a alguna de esas ciudades y quieres visitar estas exposiciones, puedes comprar tus entradas o encontrar más información sobre horarios, direcciones y precios en www.candytopia.com. Su Instagram es @thecandytopia.

 

candytopia

Deja un comentario