Noticias

Cosmik: Un helado que no se derrite

Imagina salir de la heladería y no tener que correr porque la barquilla o la tinita se te derrite en las manos. Imagina que olvidaste sobre la mesa el envase con ese helado de chocolate que tanto encanta y que al volver lo encuentres intacto. Aunque parezca insólito, es posible. En Brooklyn, Estados Unidos, un aventurero del dulce ya lo hizo realidad.

Si aún no lo conoces, te lo presentamos: se trata del Cosmik Ice Cream, un helado que no se derrite y que está listo para comer donde sea. ¿Cómo es posible esto?, el helado está liofilizado y ya no necesita refrigeración.

Su creador es Robert Collignon, un publicista que durante 12 años trabajó en una agencia de publicidad en Manhattan y que por esas cosas de la vida, un día decidió salir de la cotidianidad, renunciar e ir en busca de aventuras.

En 1987 mientras rodaba de México a Canadá, veía con frustración como los helados se le derretían. Desde ese momento decidió trabajar en lo inimaginable, cumplir, ya de adulto, el sueño que todo niño tiene: que el helado nunca se desparrame por culpa de la temperatura.

Fue así como se dio a la tarea de crear un helado basado en una receta artesanal y someterlo a un proceso de liofilización que consiste en introducir el helado en una cámara al vacio y extraerle toda el agua. Luego se congela y se corta en porciones.

El sabor y la textura son los mismos de un helado tradicional, la diferencia es que en este caso no se derretirá en tus manos, sino que perdurará… hasta que decidas comértelo.

El sueño de Collignon es que Cosmik llegue al espacio y sea el postre de la tripulación de alguna nave de la NASA,  por ello lo bautizó con el nombre del “helado gastronauta”. Se dice que en el  Apollo 7 ya se intentó que los astronautas disfrutaran de un helado, pero aquella receta no gustó demasiado.

El Cosmik Ice Cream tiene forma de tableta. Lo puedes encontrar con sabor a menta y trocitos de chocolate, mantequilla de maní con trocitos de chocolate, nata con galletas y chocolate mexicano. Si quieres probarlo puedes ponerte en contacto a través de su web www.cosmik.com

 

Fotografía: Cosmik.

Deja un comentario