Hoy te traemos una torta de calabaza (auyama) ideal para la noche de brujas (y para el resto del año también, jeje)

La calabaza se transforma todos los 31 de octubre para tomar un espeluznante aspecto y asustar en la noche más «terrorífica» -y para muchos también la más divertida- de todo el año . Pero no tengas miedo, porque como muchos saben, lo mejor de esta celebración es que tiene un lado muy dulce.

Aunque es Estados Unidos donde la celebración es mayor, muchos países del mundo se han sumado, atraídos por la posibilidad de disfrazarse y divertirse.

Si decides hacer alguna decoración con calabaza en tu casa no olvides guardar la pulpa para hacer una rica y fácil torta que puedes comer en esta noche donde los fantasmas, demonios y brujas andan a sus anchas.

 


Ingredientes:

100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
3 huevos
1 taza  de harina de trigo
1 taza de leche (250 ML)
1 taza de azúcar (120 gramos)
1 cucharadita de vainilla
2 cucharaditas de  polvo de hornear
1 kilo y medio de calabaza (auyama)

¿Cómo se prepara?

Corta la calabaza en trozos, lávala bien y retira las semillas. Ponla a ablandar con todo y concha. Puedes agregar al agua dos clavitos para darle un poco más de sabor.  Una vez que se ablande la dejas reposar, la cuelas para sacarle todo el exceso de agua. Licúa los trozos de auyama junto con la leche hasta hacer una especie de puré. Resérvala.

El siguiente paso es cernir la harina de trigo con el polvo de hornear.

En un envase grande coloca la mantequilla (que debe estar a temperatura ambiente). Mezcla con el azúcar, utilizando una batidora eléctrica, hasta que tenga una consistencia cremosa. Continúa batiendo e incorpora los huevos y la harina por partes: agregas un huevo, un poco de harina, bates y así sucesivamente hasta agregar todos los huevos.

Añade el puré de auyama y bate hasta unificar. Finalmente, agrega la esencia de vainilla.  Lo que no logres unificar con la batidora eléctrica intégralo con la paleta a mano.

En un molde previamente engrasado y enharinado, agrega la mezcla y lleva al horno a 350ºF  por aproximadamente 45 minutos, o hasta introducir un palillo y que este salga totalmente libre de grumos.

Ten en cuenta que al ser la torta de auyama no quedará esponjosa, será más bien compacta.

 

Con la valiosa colaboración de Del Valle Muñoz, repostera.

Vanessa Leonett Reyes
Periodista venezolana. Blogger.

2 comentarios

    1. ¡Hola! Gracias por escribirnos. Por ahora Paulas Cake solo ha compartido con nosotros la receta de su Marquesa de almendras vamos a ver si los convencemos de que también compartan la de cocossette 😉 Si estás en Caracas y no puedes aguantar el antojo -como nos pasa a nosotros, jeje- la torta la puedes disfrutar comprándola desde nuestra Tienda. ¡Que tengas un dulce día!

Deja un comentario