Los sticky buns son eso: una pegajosa delicia, no hay otra forma de describirlos. Seguro eres de los que se ha chupado los dedos luego de comer un delicioso golfeado, y aunque es uno de los dulces venezolanos más queridos, en Dulcear.com te contamos que existe un pan pegajoso muy parecido, de origen alemán, que recibe el nombre de Sticky bun, y son tan consentidos en Estados Unidos, que tienen hasta un día nacional, que se celebra el 21 de febrero.

Actualmente es considerada una dulce especialidad del estado de Pensilvania, debido a que allí llegaron los colonos germanos con sus tradiciones de panadería en el siglo XVIII. Se come en el desayuno o como postre, y originalmente su tamaño es grande, aunque en sus variaciones actuales lo han convertido porciones más pequeñas como roles o caracolas, por lo que también están emparentados con los cinnamon rolls.

Los sticky buns tienen como base una masa fermentada, a la que se le añade azúcar morena y/o canela; se aplana cubriendo por completo una bandeja de horno, a la cual previamente se ha untado con ingredientes pegajosos: como jarabe de arce o miel, frutos secos, mantequilla y más azúcar. Luego de ser horneado, el pan se voltea sobre la bandeja en donde se va a servir, de forma que los ingredientes untados quedan coronando la parte superior, y una vez así se corta en porciones individuales.

Deja un comentario