Pastelería Danubio, la constancia de una pastelería familiar.

Andrés Kerese creció entre las tortas y postres de la Pastelería Danubio de Chacao, una iniciativa de su familia que este 23 de marzo de 2019 cumplió 49 años, con seis locales en Caracas y la novedad de una nueva pastelería llamada Evelia, en honor a su madre y liderada por sus hijos en España.

Su padre, Pal Kerese, llegó desde Hungría en 1948, con 18 años, huyendo de la guerra. En Caracas aprendió aquí el dulce oficio de la pastelería. Su madre, Evelia, oriunda de San Cristóbal, llegó a los 15 a Caracas y atendía la pastelería donde trabajaba el joven húngaro.

Se conocieron, se casaron y crearon la concurrida pastelería que se mantiene en Chacao. ¨En 1970, mi papá era pastelero de la Selva en El Bosque. Mi mamá lo fastidió hasta que se independizara. Con la liquidación y un préstamo consiguieron esta casa en Chacao, donde vivíamos en la parte de atrás¨, comparte Andrés Kerese.

Casi medio siglo después, comparte Kerese, tres generaciones de esta familia, incluida su mamá a sus 89 años, se encargan de la pastelería que sigue fiel a sí misma. ¨Desde que se hizo el primer pastelito de queso o la primera torta Selva negra siempre ha sido lo mismo.  Para nuestra familia la pastelería no es un negocio con socios. En cada una hay alguien de nosotros. Es nuestro método de vida, nuestra pasión familiar. Nuestros hijos y nietos pasan buena parte del día aquí. Y luego les toca hacerse cargo de algo. Es lo que hemos vendió haciendo en casi 50 años¨.

En sus dominios y en su centro de producción apostado en Chacao, se multiplican las tortas Selva Negra,  las de fresa o las emblemáticas milhojas, con la destreza de pasteleros que conocen su oficio desde hace décadas. “Muchos de nuestro empleados tienen 25, 30 años con nosotros” comparte Andrés.

Luego de multiplicar su iniciativa con un local en Santa Rosa de Lima y otros en distintas zonas de Caracas decidieron estrenarse extra fronteras. En septiembre de 2017 abrieron Evelia en Madrid, a cargo de Pal y Eduardo, ambos hijos de Andrés, con las recetas de Caracas multiplicadas por un equipo liderado  por Víctor Reyes, uno de sus pasteleros desde hace 30 años.

“En un país como Venezuela con memoria tan corta, conseguir comercios que sigan funcionando luego de 49 años con la misma gente enfrente, la misma mística y tratando de tener a misma calidad marca una diferencia. La gente sabe que aquí consigue siempre lo mismo. Eso que te recuerda un sabor, un momento. Aquí  buscan u recuerdo o una nostalgia”.

*En Instagram están como @pastedanubio.

La pastelería principal está en la calle Guaicaipuro de Chacao.

Fotografía: Rosanna Di Turi, Gastronomía en Venezuela.

Deja un comentario