Gente que sabePortada

Mariana Verenzuela: no hay edad para amar la pastelería

Mariana Varenzuela

Hay pasiones que se descubren desde la infancia y que comienzan a tomar forma en la vida adulta; pero, en el caso de la caraqueña Mariana Verenzuela, el impulso era tan incontenible que estando aun en la escuela primaria comenzó a profesionalizarse en lo que soñaba hacer: tortas y dulces.

Hoy, a sus 19 años, ya tiene un título de Cocina profesional y está a punto de conseguir un segundo diploma, otorgados por sendas instituciones renombradas del país; ha trabajado de la mano de grandes chefs venezolanos y ha participado en decenas de cursos que le han dado técnica a su talento natural.

Su voz y su apariencia es dulce, pero cuando se trata de hablar de lo que ha aprendido, demuestra dominio y compromiso con la profesión que escogió siendo muy pequeña.

“Para mí la cocina es una carrera universitaria. La gente piensa que por ser cocina y pastelería es mucho más fácil… creen que uno cocina y ya… Pero no es así, me toca estudiar, investigar…”, defiende la joven, quien inició su estudios formales en un instituto profesional de Caracas a los 13 años. A dicha aventura la tuvo que acompañar su papá, como condición obligatoria para poder entrar a las clases debido a su corta edad. “Claro, es que había que manejar cuchillos, fuego, electrodomésticos…”, cuenta.

Acota que aunque ha estudiado en instituciones de prestigio en Venezuela, donde también ha aprendido mucho es en cursos pequeños: “con gente muy humilde que comparte sus secretos desde la experiencia, que es algo que no puedes comprar en un instituto internacional”.

También reconoce cuánto ha ganado en experiencia gracias a las pasantías que hizo con reconocidos profesionales gastronómicos como Víctor Moreno, Edgar Leal y Georgina del Reggio: “De ellos aprendí muchísimo, porque trabajar en un restaurante no es lo mismo que hacerlo en un servicio de catering, y a mí me gusta vivir todas las experiencias porque quiero una formación integral”.

Una vez que consiga su segundo título de cocina profesional, planea viajar al extranjero para seguir aprendiendo con chefs internacionales. Aunque no quiso adelantar cuál será su próximo destino, sí dejó claro que volverá a Venezuela a enriquecer la gastronomía local con lo aprendido.

¿Cuáles chefs te inspiran?

Antonio Bachour, Paulina Abascal, Andrea Dopico, Ferrán Adriá, Gastón Acurio… Son tantos que realmente me cuesta nombrarlos a todos. Admiro a todo aquel que enaltece la cultura de su país, para mí son inspiración.

Vida activa

Verenzuela es inquieta e imprime mucha energía en sus múltiples compromisos: asiste a sus clases de cocina; atiende su servicio de catering de dulces, tortas y bombones; participa en la sección de postres todos los miércoles en la mañana en el programa de televisión “Vitrina”, transmitido por el canal venezolano Televen; organiza cursos para enseñar repostería y pastelería; y mantiene una vida activa en su cuenta de Instagram.

“Siempre me han encantado los medios de comunicación, es una pasión paralela a la cocina, al igual que enseñar. Cuando publico una receta en Instagram y me mandan las fotos quienes las han preparado, me hacen sentir muy orgullosa… ¡Imagínate! Se tomaron la molestia de hacer mi receta y además de mandarme la foto. Para mí es un honor”, confiesa.

En Youtube también tiene un canal de recetas, comenzó de mano de una empresa productora con la que tiene un proyecto que espera que en un futuro próximo pueda concretarse, así que por ahora está en pausa.

Horno de Navidad

Los padres de esta joven repostera han sido pieza fundamental en su formación, y ella lo reconoce en cada oportunidad que habla sobre sus éxitos.

Rememora con emoción un regalo de Navidad muy especial: “Cuando era niña, le pedí al Niño Jesús una máquina de hacer helado y un microhornito de juguete, pero mis papás me trajeron un horno de verdad, pero en miniatura, y también me regalaron cortadores, rodillos… Todo chiquitico, era perfecto para mí. Estoy infinitamente agradecida porque ellos me han apoyado en todo”.

En un suspiro…

¿A qué dulce sabe tu infancia?

A suspiros.

¿Cuál es tu dulce tradicional favorito?

El dulce de lechosa de mi abuela.

¿Qué postre anhelas probar?

Todos los de Jordi Roca.

Para ser un buen pastelero hay que…

Tener amor por la pastelería.

¿Cuál es tu ingrediente favorito?

Me encanta el aroma a coco.

Si pudieras trabajar con cualquier ingrediente, sin importar el precio, ¿con cuál te gustaría intentar hacer un dulce?

Con los chocolates de mayor calidad y las vainas de vainilla naturales.

¿Cuál es el ingrediente que menos te gusta?

Todos me gustan, cada uno tiene su utilidad.

Este sería un mundo más dulce si…

Todos tuviésemos pasión por nuestro trabajo.

¿Qué cualidad esperas en un buen postre que también esperas en una persona?

Me gustan las personas dulces, como los postres.

¿Cuando seas mayor quieres ser…?

Dueña de mi propia pastelería y tener un programa de televisión.

 


En Instagram: @MarianitasCake

Fotografías: Efrén Hernández @esefren


 

Torta fría de Melocotones de Mariana Verenzuela

4 comentarios

  1. Excelente reportaje los felicito de verdad gente como marianita es la que necesitamos para que sume y aporte al desarrollo de este gran país !!!!!!!!!!!!!!!!!

    1. Muchas gracias por tus comentarios. Y no podríamos estar más de acuerdo, nuestro país (y el planeta) necesita más gente como Mariana, para que este sea un mundo mejor y más dulce.

  2. Excelente Mariana y excelente ustedes por mostrar lo bueno que tiene nuestro país, indudablemente que Venezuela está llena de gente con talento, compromiso, humildad y amor por lo que hace. Éxitos y Bendiciones!

    1. Muchas gracias por escribirnos y por tus amables palabras y buenos deseos. Todos juntos hacemos el país y el mundo que deseamos. ¡Que tengas un dulce día!

Responder a José verenzuela Cancelar respuesta