Mantuano Chocolates es un emprendimiento venezolano que busca encantar a todos con su deliciosa propuesta: barras elaboradas con el mejor cacao del mundo, envueltas en creativos empaques.

En 2015 Giovanni Conversi le dio vida a este dulce proyecto. Gracias a su amplia experiencia en el mundo del chocolate y su conocimiento en materia emprendedora, logró cumplir su sueño de elaborar barras de chocolate con cacaos provenientes de las regiones venezolanas, especialmente de Barlovento, estado Miranda. Con su trabajo y el de su equipo ha materializado un negocio más allá de lo lucrativo, incorporando el arte y el trabajo social.

El nombre de la marca surgió del primer contacto que tuvo Conversi con una plantación de cacao llamada “Mantuano”. Después, investigando, entendió el vínculo que tenía esta palabra con el cacao venezolano y  sus orígenes con la llegada de los españoles a nuestra tierra.

Cuentan con siete exitosas barras que han sido creadas por Conversi: sal marina, picante, chocolate 70%, chocolate con naranja, café, sarrapia y limón; este último es el único que contiene el tradicional chocolate con leche, el resto son realizados con chocolate oscuro.

Además, Mantuano Chocolates saca al mercado mensualmente ediciones especiales con la colaboración de otros chocolatiers, alianzas con empresas como Ron Diplomático y expertos en el área culinaria como Egidio Rodríguez para ofrecer variedad que pretende complacer a un mayor número de paladares.

Entre sus productos llama siempre la atención una barra de chocolate elaborada con hormigas limoneras del Amazonas, que se las hace llegar el reconocido chef Nelson Méndez.

Este proyecto ha estado ligado desde sus inicios al mundo del diseño y sus llamativos empaques han sido realizados por artistas plásticos, cocineros, grafiterios, modistas e influencers.

Más allá de un chocolate, un proyecto social

Otro aspecto que Giovanni Conversi reconoce como importante para el desarrollo de Mantuano Chocolates son todas las alianzas que ha logrado crear y mantener durante sus años.

La empresa de chocolates Franceschi y dos ONG son con las que actualmente tiene una estrecha relación, logrando convertir este trabajo chocolatero en una labor social que busca integrar a las personas a Mantuano desde diferentes aspectos.

Una de ellas es Trabajo y persona, que reúne a mujeres de bajos recursos en los espacios de la marca para empoderarlas con aprendizajes que posteriormente impartirán en sus comunidades. Las tabletas dedicadas a estas emprendedoras, cuyo empaque fue diseñado por Gabriela Valladares, se venden con el objetivo de obtener un beneficio que sustente el proyecto.

La otra alianza es con Provita, que trabaja por los animales en peligro de extinción con programas de desarrollo y reproducción de estas especies. Mantuano entra en acción realizando una barra de chocolate con cacao y café de la zona de Barlovento para colaborar co la protección de una de las aves emblemáticas del país, el cardenalito.

Chocolate venezolano por el mundo

Desde hace 8 meses las barras de Mantuano se encuentran en Argentina y próximamente lo harán en España. “Argentina está iniciando un movimiento de diseñadores emergentes, y nuestro propósito es lanzar una línea de empaques con artistas locales. En España igual. Queremos que la empresa tenga una parte de trabajo social y en eso estamos trabajando en los 3 países” comenta Conversi. Además, realizan talleres y eventos de cata eventualmente para ampliar el negocio, llamar la atención y continuar con las degustaciones.

De igual manera, Conversi expresa su anhelo de seguir creciendo para llevar el chocolate venezolano a todos los lugares posibles. “Queremos que Mantuano Chocolates sea una vitrina de lo que somos los venezolanos y demostrar que  tenemos el mejor cacao del mundo a través de nuestros productos”.

Puedes contactar a Mantuano Chocolate a través de sus redes sociales en Instagram: @mantuanochocolate y Twitter: @mantuanochoco.

Y puedes adquirir sus deliciosas barras a través de nuestra Tienda Dulcear

 

Tabletas San Juan por las emprendedoras

Deja un comentario