Las madeleines o magdalenas son unos esponjosos bizcochos –más bien bizcochitos, porque suelen tener el tamaño de uno o dos bocados- cuyo origen está ubicado en la región de Lorraine, al noreste de Francia, y que se caracterizan no solo por su rica textura y sabor, sino también por su forma de concha.

Según la receta que se maneje, hay quienes añaden a las madeleines o magdalenas almendra o nueces molidas finamente, pero una de las versiones más ricas y extendidas es la lleva ralladura de limón, como la que nos trae hoy nuestra columnista María Fernanda Avendaño, de Vainilla Macarons & Alta Repostería.

En Dulcear.com amamos las madeleines porque tienen las características de la receta perfecta: pocos ingredientes, fácil de hacer y deliciosa. Además, son el acompañante perfecto para un té, como nos sugiere Isbel Delgado, un buen café o una deliciosa taza de chocolate caliente.

Te recomendamos que prepares tus madeleines o magdalenas para una tarde en buena compañía, una mesa de dulces o como toque final para un desayuno especial. Sigue paso a paso la receta de María Fernanda Avendaño y te quedarán perfectas, ella nunca se guarda ningún secreto.


Cómo hacer madeleines o magdalenas

Ingredientes

  • 140 gramos de mantequilla.
  • 2 huevos.
  • Ralladura de 1 limón.
  • 90 gramos de azúcar.
  • 2 cucharas de miel.
  • 180 gramos de harina de trigo todo uso.
  • 1 cucharadita de polvo de hornear.
  • 1 cucharadita de sal marina.

Preparación:

Para hacer nuestras madeleines o magdalenas, derretimos la mantequilla en una olla  (con fondo claro) hasta que tenga un tono marroncito, sin dejarla quemar.

Mientras tanto, en un bowl mezclamos los huevos con la ralladura de limón, el azúcar y la miel.

Batimos muy bien hasta que la mezcla se vea homogénea y dejamos reposar la mantequilla para que no esté tan caliente.

Cernimos la harina muy bien junto con el polvo de hornear y la sal, y agregamos a la mezcla anterior, poco a poco, para que no queden grumos.

Cuando estén todos los ingredientes bien mezclados es momento de agregar la mantequilla tibia y batir muy bien con un batidor de mano.

Dejamos reposar todo en la nevera durante un día en un bowl cubierto con papel film para que no se haga una capita dura.

Al día siguiente llevamos toda la mezcla a una manga, engrasamos  muy bien el molde con mantequilla derretida y horneamos por 15 minutos a 160ºC.

Deja un comentario