La marquesa de chocolate ocupa junto con el quesillo el primer lugar en el ranking de los postres que prefieren los venezolanos. Es un dulce muy sencillo de elaborar, pero a la vez muy delicado. Cualquier error puede poner en peligro su textura y convertirlo en una masa amorfa. Le ha pasado a cualquiera y puede seguir pasando, a menos que leas este post.

Nuestra querida marquesa de chocolate se trata de un postre de capas de galletas o bizcochos que se alternan con crema y se refrigeran. Su popularidad en Venezuela nació con el gobierno de Antonio Guzmán Blanco (1829-1899) y su confección se basa en la marquise au chocolat francesa.

Aquí te dejamos nuestra receta de Marquesa de chocolate y si estás en Caracas, puedes adquirir nuestro kit con los ingredientes básicos para hacerla en casa, en nuestra Tienda Dulcear

Rozoany Sarti, de NanyCakeSarti, pastelera por vocación y estudio, no lo piensa mucho cuando se le consulta sobre las claves para que la marquesa quede perfecta. Para ella, fanática de la precisión en la cocina, las claves del éxito son:

  1. La crema no debe estar muy “jugosa” porque embebería demasiado las galletas o plantillas. Las galletas se humedecen con leche o con un almíbar ligero, sin permitir que se deshagan. Deben mantenerse crujientes, para que ofrezcan un contraste con la tersura de la crema. El punto crítico es cómo humedeces.
  2. Simultáneamente, vas armando el postre en un molde desmontable. Una capa de la galleta humedecida al momento y una capa de crema de chocolate.
  3. Se lleva a la nevera por lo menos durante seis horas.
  4. Al desmoldar se decora con crema de chocolate, galleta rallada, cerezas y trocitos de chocolate.
  5. La crema más usada en el país es la que se elabora con leche condensada, un punto de mantequilla derretida y chocolate fundido.
  6.  Otra crema es la de mantequilla francesa a la que se le añade chocolate.

En las cocinas venezolanas abundan las marquesas de oreo, de arequipe, de coco, fresa, limón, mango o parchita. Todo está en la imaginación de la dueña de la cocina y en el cuidado en la elaboración.

Deja un comentario