Los huevos de Pascua forman parte de las tradiciones de la celebración de la fiesta de la Pascua. El final de la conmemoración de la Semana Santa y la llegada de la primavera en el hemisferio norte, están ligados actualmente, entre otras costumbres, a los huevos de chocolate.

Pero… la verdad es que los huevos de Pascua no siempre fueron hechos a base de cacao.

En un principio, el huevo era un objeto de culto pagano que simbolizaba la vida, la fertilidad y el renacer de la tierra; se intercambiaba para celebrar el equinoccio de primavera. No obstante, se considera que el Cristianismo se apropió de este símbolo para evangelizar.

Durante la Cuaresma, los cristianos debían abstenerse de comer carne y huevos como penitencia para alejarse del pecado y volverse a Dios. Se cree que desde el siglo XIII, los creyentes los guardaban y pintaban los huevos de gallina o pavo con cera líquida para conservarlos frescos hasta que pudieran consumirse. El domingo de Resurrección, los feligreses regalaban e intercambiaban los huevos decorados en la entrada de la iglesia.

Según esta tradición que fue tomando forma con el tiempo, los huevos de Pascua representan la vida nueva, en el marco de la resurrección de Jesús después de su crucifixión.

Por otro lado, el conejo, al que actualmente vemos en las ilustraciones y figuras como encargado de traer los huevos de Pascua, ha sido símbolo de fertilidad en muchas culturas. Una leyenda lo transformó en el personaje encargado de esconder los huevos de chocolate pues según se cuenta, el conejo que atestiguó la salida de Jesús del sepulcro es el responsable de llevar la buena nueva y deja huevos de colores para recordar a los niños que deben estar alegres porque Jesucristo resucitó.

Se cree que los huevos comenzaron a prepararse con azúcar en 1820. Y en la Francia del siglo XIX, empezaron a modelarse huevos con masa y manteca de cacao.

Los huevos de Pascua más apetecibles de 2019

Cada año los chefs pateleros más importantes del mundo actualizan esta tradición realizando atrevidas propuestas. Dulcear.com presenta una selección de los huevos de chocolate más interesantes de este 2019, nuevos modelos y técnicas decorativas por cinco de los más reconocidos chef pasteleros del mundo:

Pierre Hermé: Colección Pascua 2019

De este chef pastelero francés destacamos este huevo reluciente elaborado con chocolate 64% de cacao, cuya cáscara fue magistralmente diseñada, dividida y reconstruida para los amantes del chocolate. Hermé comparte su gran descubrimiento: chocolate proveniente de una plantación atravesada por el río Xibun en el distrito de Cayo de Belice, con el que elabora estos huevos de 18 y 14cm.

Pierre Marcolini: Conejos y corazones

El chef pastelero belga presentó este año una colección de chocolates y huevos de Pascua en la que los protagonistas son los conejos y los corazones. Para quienes prefieren un diseño más sencillo, ofrece ganaches ultra finos y praliné crujiente, entre otras delicias.

Oriol Balaguer: Arte abstracto en chocolate

Este reconocido chef pastelero español arrancó la temporada de Pascua el 18 de febrero y desde Madrid nos sorprende con sus grandes diseños inspirados en animales y en el arte abstracto.

Jordi Roca: Juego de Tronos

El afamado Jordi Roca, también desde España, nos sirve huevos de chocolate con leche, bambolas de avellana garrapiñada y chocolate negro con un dragón de peta zetas, avellana, galleta y chocolate con leche. ¿Adivinas cuál es su inspiración? ¡Sí! Coincide con la última temporada de Games of Thrones.

Dominique Ansel: frutas y vegetales

Desde los Los Ángeles, el creador de los cronuts, Dominique Ansel nos muestra huevos de chocolate con forma de mango, patilla o fresa, elaborados con chocolate Valrhona y hasta uno escondido entre pétalos de chocolate, que imita a las hermosas alcachofas moradas en los mercados de granjeros locales.

Huevos de Pascua en Caracas

Huevos de pascua
Conejo de Pascua, Sander Chocolatier / Fotografía: Efrén Hernández

Pastelerías italianas de larga historia en Caracas como la Doris, ubicada en Santa Eduvigis; la pastelería El Parque, en Chacao o Las Nieves, en El Rosal, han tenido entre sus propuestas para estas fechas los tradicionales huevos de Pascua de chocolate, de varios tamaños y envueltos en papeles de colores, además de los típicos dulces italianos que las familias disfrutan en sus hogares.

En nuestra Tienda Dulcear, tenemos disponibles las creaciones de Sander Koenen, de Sander Chocolatier, que este año presenta un Conejo de Pascua transformado en chupeta de chocolate, dos huevitos de chocolate que acompañan a un conejito, y un huevo de Pascua envuelto en papel celofán.

Deja un comentario