Extraer la pulpa de una fruta sin dañar el exterior, para luego rellenarla.

 

Regresar al Glosario