Pasar un producto por un colador (tamiz) para eliminar grumos y retener impurezas.

 

Regresar al Glosario