Cocinar total o parcialmente un ingrediente, de modo que resulte dorado y conserve sus jugos.

 

Regresar al Glosario

0

Tu carrito