Añadir líquido a una preparación para diluirla.

 

Regresar al Glosario