Hacer pequeños agujeros en una masa, con un tenedor o con rodillo de púas, para evitar que en la cocción se encoja o se abombe al hornearla.

 

Regresar al Glosario

0

Tu carrito