Decorar un pastel con un glaseado bicolor, dando apariencia de mármol.

 

Regresar al Glosario