Introducir un ingrediente en agua o líquido caliente, para extraer su aroma, sabor, color o cualquier otra propiedad.

 

Regresar al Glosario