Incorporar o añadir un líquido en una sustancia sólida para conseguir la textura deseada.

 

Regresar al Glosario