Aplicar calor a un producto-chocolate, azúcar, mantequilla,etc- para que se vuelva líquido.

 

Regresar al Glosario