Rociar un alimento con licor y prenderle fuego.

 

Regresar al Glosario