Cubrir una elaboración con almíbar a 33°C para que al enfriar quede cubierta con una fina capa de azúcar brillante.

 

Regresar al Glosario

0

Tu carrito