Dar más consistencia y solidez a una preparación llevándola al frío para luego poder trabajarla mejor.

 

Regresar al Glosario