Retirar el corazón de algunas frutas que contienen hueso o semillas.

 

Regresar al Glosario