La duquesa es la misma marquesa venezolana pero sin mantequilla. Cambiarle el nombre me ha permitido hacer variaciones sobre el tema original, a veces con cacao o café, con leche o, como en este caso, con limón.

La sencillez, que no es simplismo, se aprende de la comida italiana: sin duda, de las mejores del mundo. Y esa opinión se funda en lo bueno que sabe en relación a las pocas cosas que lleva.

Además, es una comida honesta, que muestra siempre de lo que está hecha. Todo se trata de la proporción justa con los ingredientes que se “casan” fácilmente.

La marquesa se elabora con mantequilla y lleva siempre galletas redonditas tipo María. A veces se mojan, otras veces la gente la prefiere crocante. Yo creo que es mejor pasarlas por algún líquido primero, ya sea con café con Brandy y azúcar o por leche con ron y azúcar. (Si el plato es para niños, nos olvidamos de los licores, que en el fondo no le hacen tanta falta).

Esta es una Duquesa de limón. Ya hay montones de cremas, pie de limón, espuma de limón y hasta gelatinas o raspados de limón. O sea, no es nada nuevo lo que voy a contar, pero si es sabroso y un tanto novedoso en la forma.

e usado limones naturales, extracto de lìmón o esencia de limón. Me ha ido mejor con el extracto. Veamos la diferencia desde wikipedia entre ambas cosas y en el caso de la vainilla: “El extracto de vainilla, como bien su nombre lo indica es un concentrado – que se utiliza para saborizar comidas y bebidas – obtenido de la vaina o chaucha de la vainilla (género de orquídeas que produce un fruto del cual se obtiene este saborizante, después de un sencillo proceso de maceración).”

Por otro lado, un aceite esencial, según nos explica también wikipedia, es un líquido hidrófobo concentrado que contienen compuestos aromáticos volátiles de las plantas. Además, podemos decir que un aceite esencial es un compuesto químico natural generado por la materia prima del cual se extrae.

El caso es que no son lo mismo; en las esencias uno agrega cucharadas como unidades, y en este caso tenía un maravilloso frasquito de extracto de limón, y su medida son las gotas.

Duquesa de limón

8 porciones pequeñas.
La medida es una taza de café con leche.

Ingredientes y preparación:

He colocado en la licuadora dos tazas de leche, una taza de azúcar, dos huevos enteros, pizca de sal, media cucharadita de esencia de vainilla artificial, cinco cucharadas de maicena y 10 gotas de extracto de limón. Se licúa bien y se lleva a una olla a fuego medio hasta que espese.

Aparte he preparado media taza de leche, con un chorrito de ron, media cucharadita de limón exprimido y una cucharada de azúcar glas.

Cuando todo está listo se pasan las galletas tipo María por la leche, se coloca una capa y luego una capa de la mezcla blanca, hasta agotar las galletas.

He usado un paquete de 10 paqueticos en un molde de 20 centímetros x 10. Salen como tres capas.

La última capa superior puede hacerse con la misma galleta triturada con los dedos para agregarle la parte crocante al plato.

También podemos agregar la única parte de mantequilla que sería, 50 gr de mantequilla, tres cucharadas de azúcar glas y tres gotas de extracto de limón, bien revuelto hasta hacerla crema.

A mi me gusta mucho. Es para hacerla varias veces. Como la comida italiana, con pocos ingredientes, honesta, sencilla, pero sabrosa.

Alberto

Alberto Lindner
Alberto Lindner es arquitecto, consultor, profesor de pregrado en la Universidad Metropolitana. Promotor de bienestar y Coach Ontológico certificado. Además, escribe sobre lo que cocina y lo comparte.

Deja un comentario

0

Tu carrito