Los aros de pastelería son básicos para dar forma a nuestras dulces creaciones. Hay muchos tamaños y materiales que se ajustan a la necesidad del repostero.

Probablemente al buscar información sobre los aros de pastelería, los encuentres también como “moldes”, pero la diferencia principal es que los aros no tienen base, o si la tienen, es desmontable.

Sirven no solo para llevar las preparaciones al horno, en las que podemos usar la bandeja como base (o con un mat de silicón o papel parafinado o vegetal por debajo, dependiendo del caso), sino también para mantener la forma de aquellas recetas que son en frío; así comopara emplatar, una de sus más usadas y vistosas funciones.

Mayormente los aros para repostería son de aluminio y los usamos en postres que queramos mostrar o hacer por capas (mousses, gelatinas, combinaciones de bizcochos y cremas), así como en tartaletas y pasteles que no debemos desplazar mucho porque podrían quebrarse; y también so útiles en aquellos dulces a los que al emplatar queremos conseguir determinadas formas y alturas. Además, también sirven de plantilla, por ejemplo, si necesitas espolvorear cacao o estampar salsas.

¿Qué aro de pastelería elegir?

Aquí dejamos algunos detalles acerca de los tipos más comunes que puedes encontrar en el mercado:

  1. Aro tradicional: No son expandibles. Adquirirás un tamaño dependiendo de las dimensiones del postre que vayas a preparar. Su diámetro es variable.
  2. Aro expansible: Con solo comprar uno podrás elaborar tus dulces en diversos tamaños. Los bordes tienen una banda metálica con la capacidad de agrandar y reducir el diámetro.
  3. Aros con forma interna: Dentro del aro podrás separar tu mezcla gracias a las divisiones metálicas del producto. Te permite repetir formas sin necesidad de esperar.
  4. Aros que no son aros: Parece un chiste, pero en el mercado los encontrarás como “aro de repostería rectangular” o “aro de pastelería triangular” y lo que quiere decir es que tienen una forma determinada (que no es circular) y no tienen base y permitirán moldear tu creatividad dulcera.
  5. Aro perforado: Estos aros son usados principalmente para hornear y se dice que las perforaciones que tienen permiten que entre mejor el aire caliente y los bordes de la preparación quedarán más crujientes.

En nuestra Tienda Dulcear podrás encontrar distintos tipos de aros: cúbicos, pequeños, de aluminio; ovalados, medianos, para torta; metales con asa, pequeños, para galletas y de plástico, pequeños, para galletas.

Son todos de distintos proveedores, para que elijas la opción que mejor se adapte a tus recetas.

Si ya preparaste el postre y has decidido presentarlo como todo un profesional, aquí te dejamos una nota acerca del emplatado, para que tus comensales queden maravillados.

Deseamos ver pronto tus creaciones y haber despejado tus dudas sobre los aros de pastelería para que puedas adquirir el que mejor se adapte a tus recetas.

Deja un comentario