Los dulces árabes son siempre bien recibidos. Su dulzura y delicadeza los hacen irresistibles. En Dulcear.com, hemos hecho un recorrido por 5 dulces del mundo árabe que se valoran y disfrutan mucho en las mesas de los más diversos orígenes.

¿Cuáles de estos dulces árabes has probado tú?

Baklava

Es característico de las cocinas del Levante, del Cáucaso, de los Balcanes, del Magreb y del Asia Central y Occidental. Aunque la historia de este dulce no está bien documentada, se cree que su forma actual probablemente se desarrolló en las cocinas imperiales del Palacio de Topkapi en Estambul. El sultán presentaba bandejas de baklava a los jenízaros cada 15 del mes de Ramadán en una procesión ceremonial. Se prepara normalmente en cacerolas grandes. Lleva muchas capas de pasta de filo, separadas con mantequilla derretida y aceite vegetal,  que se ponen en la bandeja. Una capa de nueces picadas- típicamente nueces o pistachos, aunque a veces también se usan avellanas-  se coloca en la parte superior, luego más capas de filo. Antes de hornear la masa se corta en trozos regulares, a menudo en forma de rombo, triángulos, diamantes o rectángulos. Después de hornear se vierte sobre la masa un jarabe, que puede incluir miel, agua de rosas o agua de flor de naranja. El Baklava se sirve generalmente a la temperatura ambiente, adornado a menudo con más nueces.

Kunafa

Simplemente no se puede hablar de dulces árabes sin mencionarlo. Es considerado como la versión de Oriente Medio del cheesecake. Desde tiempos islámicos medievales, ha sido un alimento festivo que conmemora todo tipo de celebraciones religiosas y familiares en muchos hogares árabes. Originalmente es una especialidad del Levante, pero es popular en toda la región. Su base es un queso fresco similar a la mozzarella, a menudo es el queso Nabulsi de Palestina, que luego se enrolla en masa de filo y se cubre con azúcar o jarabe de miel. Hay muchas maneras de crear este plato, dependiendo de la receta típica de cada país. Si bien el consenso es que el centro debe ser cremoso, la textura de su capa externa depende en gran medida del tipo de masa utilizada y de cómo se cocine.

Lukaimat

Los egipcios, los libaneses, los sirios y los jordanos lo llaman “Luqmat al Kadhi” y lo hacen de una manera totalmente diferente a los países del Golfo, aunque todos se ven iguales. Algunas recetas requieren yogur, otros  y leche; los países del Golfo Pérsico utilizan harina, levadura seca, azafrán y cardamomo solamente. Estas pequeñas bolas fritas son crujientes por fuera, suaves y calientes en el interior y empapadas de miel o jarabe preparado a partir de azúcar y agua. A menudo están aromatizadas con azafrán y cardamomo, luego son rodadas en semillas de sésamo tostadas para un poco de crujido extra. Este dulce es muy popular en los Emiratos Árabes Unidos y en toda la región del Golfo, particularmente durante el Ramadán, un mes sagrado para los musulmanes.

Maamoul

Dicen que no hay vacaciones sin ella en Oriente Medio. La masa se hace con harina de trigo o con sémola, o una combinación de los dos, luego se presiona en moldes especiales, tradicionalmente tallados en madera, o en forma de bolas,  y se rellena de una pasta hecha con dátiles, nueces picadas o pistachos u ocasionalmente almendras, higos u otros rellenos. Luego son espolvoreadas con azúcar en polvo. Este dulce suele degustarse después del mes de ayuno durante el Ramadán o la Cuaresma.

Umm Ali u Om Ali

Es una versión egipcia de budín hecho con hojaldre, leche condensada, crema, nueces, pasas sultanas y coco rallado. Sus orígenes son menos definibles, ya que hay numerosas leyendas que rodean su historia. Una de las más populares es que Om Ali era la esposa de un gobernante de la dinastía Ayyubid en Egipto, llamado Ezz El-Din Aybek. Su riva, Shagaret El Dorr, fue la segunda esposa de ese gobernante. Después de su muerte, Shagaret El Dorr mandó a que Om Ali fuera asesinada, y para celebrar, pidió a sus cocineros prepara un postre  delicioso que se pudiera distribuir a todo Egipto. La receta exitosa fue un especial dulce con leche y miel, que se llamó Om Ali. Se añadió una moneda de oro a cada plato y se distribuyó en las calles. Shagaret El Dorr gobernó Egipto durante algún tiempo en el nombre de su marido, y más tarde murió en una conspiración. Este plato hasta la fecha todavía se conoce como Om Ali.

 

¿Qué otros dulces árabes conoces y nos recomendarías? ¡Cuéntanos! ¡Sabes que nos encanta dulcear!   Y hablando de disfrutar de dulces… ¡no olvides visitar nuestra Tienda!

 

dulces árabes Baklava
Baklava

Carola Ettegui
Periodista venezolana.

Deja un comentario