Rinde para 10 eclairs medianos o 12 profiteroles.

Ingredientes

1 taza de agua

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de azúcar

1/2 taza de mantequilla sin sal

1 taza de harina

4 huevos

 

¿Cómo se hace?

Precalienta el horno a 200ºC.

Prepara las bandejas donde hornearás los profiteroles. Puede ser en tapetes de silicon o sobre papel encerado.

En una olla mediana pon a hervir el agua, la sal, el azúcar y la mantequilla. Cuando comience a hervir, retira del fuego, agrega de una sola vez la harina y con una cuchara de madera mezcla vigorosamente hasta que se incorpore toda. Regresa la mezcla al fuego (moderado) y mezcla constantemente hasta lograr una bola que se despega de las paredes y el fondo de la olla. Lleva esa bola al envase de la batidora e incorpora los huevos, uno a uno. No agregues el siguiente sin haber integrado por completo el anterior. Una vez que hayas integrado todos los huevos, bate unos 30 segundos adicionales. La textura de esta pasta es gruesa, un tanto pegajosa pero muy suave.

Para formar los profiteroles debes colocar la masa en una manga pastelera con una boquilla lisa. Si no tienes boquillas puedes usar una manga desechable, cortándole la puntita con una tijera.

Recuerda formar tus profiteroles o eclairs con al menos 3 cms de separación porque crecerán en el horno.

Lleva los profiteroles al horno: primero 15 minutos a 200ºC, luego baja la temperatura a 190ºC y hornéalos entre 8 y 10 minutos más.

Recuerda que los profiteroles deben quedar bronceados, mas no tostados. Si transcurrido ese tiempo notas que aún están muy blancos, puedes dejarlos un par de minutos más. El tiempo de horneado dependerá de cada horno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *