ConsejosPortada

5 claves para preparar una buena taza de chocolate caliente

El chocolate caliente llega al corazón. Quizás por ello, las abuelitas y madres en casa recurren a él cuando quieren alegrar a sus seres queridos o simplemente confortarse en tiempos más fríos. Hay muchas formas de preparar un chocolate caliente, pero aquí compartimos las claves para procurar el más delicioso.

. Elige el chocolate de la mejor calidad: Para hacer el mejor chocolate caliente, se debe comenzar por el chocolate. Los expertos son inflexibles sobre este aspecto y recomiendan el uso de chocolate negro 60-70% de excelente calidad. Al juntarlo con los demás ingredientes, como la leche o el almidón, los sabores del buen chocolate, en lugar de diluirse, se resaltarán. Muchas mezclas de chocolate caliente están hechas de cacao en polvo, que es lo que queda del grano de cacao una vez que se extrae la manteca de cacao.

. El proceso es igualmente importante: La mayoría de la gente hierve la leche, agrega el chocolate, revuelve y sirve, lo que no le da suavidad ni permite que el sabor se desarrolle. Se sugiere hervir dos veces: hervir la leche y luego agregar el chocolate y volver a hervir. Si prefiere un chocolate caliente espumoso, coloque su chocolate en una licuadora, luego vierta la leche caliente sobre ella e inmediatamente pulse hasta que la leche se espume.

. Considere el espesor: es casi importante como el chocolate utilizado, especialmente porque puede pasar de tener una consistencia gruesa a parecer agua. Debido a que la manteca de cacao en chocolate de alta calidad ya es tan rica, no siempre es necesario usar leche con un mayor contenido de grasa, con usar una de 2% y unos  5-10 gramos de maicena por taza para conseguir una textura aterciopelada.

. El toque “mágico”: La cantidad y tipo de edulcorante (azúcar, miel, estevia…) dependerá del gusto, pero lo que no debe faltar en una taza de chocolate es una pizca de sal de mesa o de sal marina, para darle el balance perfecto. Pero también hay quien le agrega, además, un toque de picante o de pimienta. Hay quienes usan vainilla, nuez moscada, clavos, cardamomo o canela (o una mezcla de ellas) o simplemente agregan un toque de ron oscuro justo antes de servir. Es cuestión de revisar su gabinete  y jugar.

 

2 comentarios

  1. Hiervo agua y le agrego el chocolate, sea en polvo o tableta (generalmente compro el cacao al productor y preparo mi licor de cacao), dejo hervir varias veces revisando con una cuchara hasta que todo este disuelto homogéneamente, luego sí agrego la leche y algún espesante como almidón, maizina, harina, CMC etc. lo bato con varillas o en la licuadora para espumarlo.

Deja un comentario