Alberto Lindner

Quesillo criollo

quesillo criollo postre Efrén Hernández Arias ©

Alberto Lindner comparte en Dulcear la receta del quesillo criollo de la tía Maruja, con cuento y todo.

La tía Maruja lo trajo un día al trabajo. Como ocurre con muchas recetas, sabemos los ingredientes pero yo sólo esperaba a que me dijera, paso a paso, cómo se prepara.

 -“No dejes ningún detalle afuera. Quiero que me quede así de sabroso“, le dije.

-“No vale, es muy fácil: lleva sólo huevos, azúcar,  leche entera, leche condensada, vainilla, pizca de sal…”

Y es verdad que es muy fácil.

Ingredientes:

1 lata de leche condensada

1 lata equivalente de leche entera

5 huevos

1 cucharadita de vainilla

5 cucharadas de azúcar para el “melao”

una pizca de sal

Cuento:

Mira mijo, yo primero hago el melao, tengo mi ollita para eso, y luego lo paso al molde. Pero si te atreves, lo puedes hacer directo en el molde: (Yo uso un molde de acero con tapa). Pones el molde a fuego medio y agregar cinco cucharadas de azúcar refinada. Si no consigues, le pones melao de papelón, pero mejor es el azúcar (mejor es el azúcar). Tienes que estar pendiente porque al ponerse medio marroncito debes quitarlo del fuego porque si no se quema y se pone amargo el azúcar. Debe quedar color ámbar. Cuando se enfríe es que hago lo demás“.

Paso a paso:

-Sacas antes los cinco huevos para que estén a temperatura ambiente. Mira chico, todo se pone en la licuadora. Yo primero abro la lata de leche condensada y la pongo, luego en la misma lata mido una lata de leche entera. Lo revuelvo un poco para que no se quede nada de la leche condensada en la lata que está tan carísima… y luego le pongo los cinco huevos.

-¿Se los pones enteros?, le pregunté.

-“Sí, enteros y no fríos. Tú sabes, primero los colocas en un pocillo porque si te sale uno piche pierdes todo lo demás. Luego le pongo la pizca de sal, una cucharadita de vainilla y lo licuo bien todo. Luego lo paso al molde, lo tapo y lo pongo a baño de María. Lo dejo por 40 minutos y le coloco un palito en el medio, si sale seco está listo. Lo dejo reposar y luego a la nevera.” (Yo lo hago en el horno a 450°F por media hora). Cuando está frío le das con un cuchillo por los bordes del molde para que no se pegue, lo volteas y listo.

-¿Por qué lo llaman quesillo?

Ahh, porque sale con huequitos y parece un queso pero blandito.

Deja un comentario